• ANUNCIOS FALSOS DE CERRAJEROS

    ANUNCIOS FALSOS DE CERRAJEROS

    21 de Septiembre de 2017

    Denuncian que los anuncios de cerrajería 24 horas pueden esconder bandas de criminales

    La asociación de cerrajeros de España ha pedido sancionar los anuncios de cerrajería 24 horas que hay cerca de los portales. Dicen que detrás de ellos puede haber profesionales no cualificados y también incluso bandas de criminales que se dedican a copiar llaves para entrar en las casas.

    Las pegatinas que anuncian cerrajería 24 horas pueden tener las horas contadas. La asociación española de cerrajeros ha pedido sancionar este tipo de publicidad que se coloca cerca de los portales porque a veces no tienen cualificación suficiente y, lo que es más importante, porque además tras estos anuncios pueden esconderse bandas criminales que copian llaves para luego entrar a robar en las casas.

    También es posible que sean ellos mismos los que rompan la cerradura para cobrar más por sus servicios, o que nos pasen facturas desorbitadas por algo que a priori no es o no debería ser tan caro. Para asegurarnos de que no haya problemas no sólo hay que tener todas las medidas de seguridad posibles en nuestras cerraduras, sino cerciorarse de que en estos anuncios aparecen varios teléfonos de contacto y una dirección de empresa para saber dónde y a quién reclamar en caso de un mal servicio.

  • LOS LADRONES SE PERFECCIONAN

    LOS LADRONES SE PERFECCIONAN

    28 de Agosto de 2017

    Si en el rellano de su casa halla una pequeña tira de plástico transparente, o al introducir la llave en la cerradura ve que se cae una bola de papel, póngase en guardia porque los ladrones vigilan su vivienda. Como en el caso de las bicicletas, los robos de pisos se multiplican en las vacaciones de verano, aunque cada vez se extienden con más frecuencia a los demás días festivos del año. Un cambio que también afecta a los sistemas que utilizan los cacos para detectar si hay movimiento en las viviendas en las que pretenden dar el golpe. Innovar para robar, como han constatado este año los Mossos, que en el área metropolitana de Barcelona han detectado el uso de nuevos e imaginativos dispositivos destinados a comprobar si los propietarios de las viviendas están en casa o se han ido unos días de vacaciones.

    «En mayo y junio encontramos nuevos marcadores realizados con un plástico transparente y muy fino que se coloca en las rendijas de las puertas y que son muy difíciles de detectar. Si el propietario abre la puerta, el marcador se cae y pasa desapercibido porque es muy pequeño y en el suelo apenas se ve. Pero los ladrones que los han puesto sí que saben que ya no está en su sitio y que eso quiere decir que hay alguien que entra y sale del piso»,

    La técnica de los marcadores o chivatos en las puertas es antigua, pero los cacos la han ido perfeccionando a lo largo del tiempo con el fin de que no se noten. De los groseros trozos de papel o las tiras de cinta adhesiva se ha pasado a elementos más disimulados y, a veces, casi imperceptibles.

    «Encontramos esos marcadores de plástico en una entrada a un domicilio de Mataró (Maresme) en el que vivían personas especializadas en esos delitos. Vimos que tenían bolsas llenas de esas pequeñas tiras y fue entonces cuando empezamos a atar cabos», relata el investigador.

    Se recomienda que si alguien detecta un marcador en la puerta no lo toque y avise en seguida a la policía. «Es casi imposible encontrar huellas en elementos tan pequeños como las tiras de plástico, pero se puede mirar si han dejado alguna marca en la puerta o se puede instalar un dispositivo de vigilancia para ver si vuelven y cogerlos in fraganti», comenta el responsable policial, que advierte de que nunca se debe permitir el acceso a desconocidos. «Pueden idear cualquier cosa, desde hacerse pasar por operarios del gas a mover la alfombra de la puerta de entrada para ver si alguien la vuelve a colocar en su sitio », avisa.

  • AUMENTAN LOS ROBOS DE VIVIENDAS EN OVIEDO

    AUMENTAN LOS ROBOS DE VIVIENDAS EN OVIEDO

    28 de Agosto de 2017

    La Jefatura Superior de Policía de Asturias mantiene abierta la investigación por la oleada de robos en viviendas de Oviedo con testigos de plástico. Una sucesión de hurtos registrados desde principios de julio que inquieta a los vecinos de la ciudad.

    Una de las últimas denuncias presentadas se formalizó el sábado, referido a un robo en una vivienda a través del método 'bumping' indicando la entrada en un piso de La Ería. En ese momento se puso en marcha una investigación. Como es habitual se realizó la inspección ocular. Allí, los agentes se encontraron con que la puerta había sido marcada con uno de los testigos de plástico utilizados por los ladrones este verano.

    Este hurto se suma a los más de diez producidos desde principios de julioen las viviendas ovetenses. Esta plaga comenzó en El Cristo, cuando los inquilinos de un domicilio de la urbanización de la plaza de Teodoro López Cuesta llegaron a su casa después de un viaje y la vieron revuelta. Habían entrado a robar. También estuvieron en otras dos viviendas de la plaza de La Paz. En esta ocasión se llevaron joyas y dinero.

    Pocos días más tarde, las denuncias indicaban que los cacos habían cambiado de barrio y se dirigieron al entorno de la Ronda Sur. La Policía Nacional recibió el aviso de que habían intentado desvalijar con el método 'bumping' una vivienda de la calle de Carlos Asensio Bretones, en el barrio de Santo Domingo.

    Cambio de cerraduras

    La peor parte se la están llevando los vecinos del portal número seis de la vía Luis Álvarez Fueyo. En una semana descubrieron cuatro hurto. Puede que haya más porque hay muchas familias que aún están de vacaciones. Debido al «miedo» que los inquilinos están conviviendo estos días ya han empezado a cambiar sus cerraduras por unas especiales 'antibumping'.

    Ante esta situación, la Policía Nacional aconseja que si se ve un testigo en la puerta de casa o en el felpudo, no se toque y se llame de inmediato al 112. De esta forma se evitará que dicha prueba sea contaminada y los agentes puedan sustraer el ADN.